Comer en una residencia universitaria

Durante la universidad, conocemos muchísimas dinámicas nuevas que probablemente no habíamos experimentado en otros ciclos de enseñanza. Entre esas dinámicas está la de las residencias para estudiantes y todas sus normas internas. En las que evidentemente se incluyen una serie de condiciones para lo que respecta a la comida. Es por ello, que a la vista de que muchas personas no han experimentado de viva piel este tipo de condiciones, expondremos a continuación una serie de consejos para cuando te toque comer en una residencia universitaria.

Aprovecha para socializar

Lo primero es que te abras a las nuevas amistades. Y sí, sabemos que hacer amigos no es una cosa tan simple, pero en la gran mayoría de los casos al encontrarte en un ambiente controlado y de igualdad como puede ser una residencia estudiantil, la amistad surge naturalmente entre todos los que conviven en estas habitaciones.

Es por tanto que te recomendamos que aproveches los primeros momentos en comedores y salas de estar para socializar con aquellos que probablemente serán tus compañeros durante todo el tiempo que dure la carrera. Alrededor de 4 años de íntima convivencia.

Así que asegúrate de hacer amigos, aunque sabemos que es algo complejo llegar a entrañar una buena amistad con otras personas. Muy a menudo, el ser amigable puede tener grandes y fructíferos resultados respecto a tu vida estudiantil.

Movilidad

Ahora bien, en cuanto a la movilidad dejemos en claro algunas cosas.

Cada residencia pone sus propias reglas. Así que no puedes incumplir sin consecuencia las condiciones normativas que el propietario del inmueble llegue a establecer. Para asegurar de que existirá una convivencia tranquila y armoniosa entre todos los que han empezado a vivir en la residencia.

No te tomes a pecho ninguna condición, y si te restringen la movilidad o los sitios en los que está permitido comer, deberás empezar a hacerte a la idea de que con este tipo de situaciones no podrás lidiar evadiendo las prohibiciones del arrendador.

Toma tu tiempo y empieza a acostumbrarte, ese es nuestro consejo. En la mayoría de las residencias hay claras reglas sobre dónde y cuándo comer.

Horarios

También, en concordancia con lo anterior, puede que te llegues a encontrar con algún casero que establezca horarios claros para la comida.

Y aunque en la mayoría de los sitios esto está estandarizado que se desayune en cualquier área entre las 7 y 10 am, se prepare la comida a eso de las 12 o 1 pm, y finalmente se permita coger la cena ya entrada la noche.

Pero ojo, no es un asunto tan sencillo, pues siempre se tiene que observar que no se vulnera alguna regla correspondiente al horario en que se puede comer. Sin dar lugar, por tanto para esos pequeños e «inverosímiles» alimentos que tomamos a la media noche.

Precio

Hablemos de la parte más importante para prácticamente cualquier estudiante universitario, el precio.

En cualquier universidad a nivel nacional, podrás obtener diferentes precios respecto a la comida. Yendo desde grandes descuentos en el precio final, hasta un precio fijo muy por debajo de la media.

Ahora bien, ¿Cuánto cobran las residencias por los alimentos? ¿Cuánto cuesta realmente comer en estos sitios?

Varía demasiado como para estandarizar un precio, pero podría rondar entre los 50 a 200 € semanales por la comida de cada  residente. Pudiendo en todo caso, diferenciar fácilmente entre las ofertas de residencias privadas y las que pone a tu disposición el estado.

Menú

Finalmente ¿Cuáles son los menús a los que se puede acceder gracias a ser estudiante y residir en el mismo edificio?

Esto suele ser bastante variable, porque depende de cada residencia universitaria y la política de alimentación que hayas contratado para ser parte de tu grupo de residentes.

Por ejemplo, en SABI Residencias Universitarias, el menú del día es publicado por su página web para que te enteres de lo que comerás cada día de la semana.

No tiene política de ajuste a  lo que quieras comer en un determinado día si tienes incluido el plan alimenticio en tu renta mensual. Sin embargo, puedes pagar algo más si han preparado algo especial y tiene servicio de restaurante a quienes no viven en la misma residencia.

¡Haz click para puntuar esta página!

Es muy importante para nosotros que puntúes nuestro trabajo para poder seguir mejorando. Tus opiniones ayudan al resto de estudiantes a encontrar nuestra página web.

(Votos: 0 Promedio: 0)

¿Buscas residencia universitaria?

Nuestro equipo de expertos te ayudará a encontrar y reservar la mejor residencia de forma gratuita vía teléfono, WhatsApp, email o chat.
Contactar